Consejos para el correcto mantenimiento de tu colchón

Son varias las veces al año las que realizamos una limpieza profunda de nuestros hogares. Sin embargo, hay algunos elementos que se escapan de nuestra limpieza. ¿Te preocupa como mantener la correcta higiene de tu colchón? ¡Sigue leyendo!

Cómo cuidarlo bien

Los fabricantes recomiendan cambiar los colchones de la casa cada 10 años de uso. En este tiempo, se recomienda realizar el cambio ya que las condiciones originales del colchón se han visto afectadas por su uso, por lo que su consistencia y grosor ya no nos proporcionarán un descanso óptimo. Pero ese cierto que, para alargar su vida útil, se pueden poner en práctica varios consejos sencillos y fáciles de seguir.

  • Ventilar el dormitorio tras cada noche de uso.
  • Airear la cama durante el tiempo que se ventile el dormitorio. Retirar sábanas y colchas para dejar que el colchón respire. Eso hará que se evapore la humedad que el colchón recibe durante la noche, además de ayudar a la eliminación de olores indeseados.
  • Dar la vuelta al colchón periódicamente, si lo prefieres, con cada cambio de estación (en definitiva, cuatro veces al año).
  • Utilizar fundas de colchón lavables: esto mantendrá en buenas condiciones el colchón. Además, en caso de utilizar fundas impermeables en camas de niños pequeños esto protegerá el colchón de orinas nocturnas y el derrame de otros líquidos. ¡Todo son ventajas!
  • Para personas con alergias respiratorias o asma, lo más recomendable es lavar asiduamente toda la ropa de cama, incluyendo la funda en cuestión. Así, eliminaremos los ácaros de manera eficiente y dejaremos respirar el colchón hasta que coloquemos la nueva ropa.
  • También se recomienda aspirar el colchón y su base con cada gran limpieza, siempre que utilicemos el instrumento apropiado (un posible complemento para aspirar tapicerías).
  • En caso de tener que limpiar manchas indeseadas en la superficie del colchón, es recomendable utilizar un jabón neutro diluido en grandes cantidades de agua, secar con toalla a toquecitos y dejar airear hasta que seque por completo.
  • Debemos evitar usos incorrectos del colchón, como saltar sobre él (en caso de niños), sentarse justo al borde de la cama o apoyar objetos de mucho peso o incluso punzantes sobre su superficie.

Siguiendo estos consejos, te aseguramos que la vida útil se verá alargada, ¡y seguirás disfrutando de un descanso tan cómodo y mullido como el primer día! Si quieres recibir más información sobre los productos que podemos ofrecerte, o necesitas asesoramiento para poder lograr más confort en tu hogar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Tenemos todos los productos necesarios para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *